Las mejores vitrocerámicas del mercado, ¿Cuál comprar?

vitroceramica precio

Las vitrocerámicas son cada vez más populares debido a que son muy fáciles de utilizar y limpiar, funcionan muy bien y estéticamente son muy bonitas. Gracias a estas ventajas las cocinas vitrocerámicas se han convertido en el sistema de cocción más utilizado en la actualidad.

Si quieres comprar una vitrocerámica, ¡Te ayudamos! Aquí encontrarás comparativas de los mejores modelos y marcas de placas vitrocerámicas, además de consejos de compra y ofertas para que puedas elegir la mejor vitrocerámica para tu cocina. Échales un vistazo 👇👇

¿Qué tipo de vitrocerámica estás buscando?

¿Qué necesitas? Una vitrocerámica tradicional, una placa de inducción o una placa mixta? Hay muchas opciones en el mercado y para elegir la mejor tienes que saber cuáles son las mejores. Echa un vistazo el TOP 5 de las mejores encimeras de cada categoría. ¡¡Elige la tuya!!

Análisis de las placas vitrocerámicas más vendidas

A continuación encontrarás un análisis completo de las mejores vitrocerámicas del mercado teniendo en cuenta la calidad, características técnicas, funcionalidades, opiniones de los compradores y por supuesto el precio. Son los modelos mejor valorados por los compradores y te recomendamos que les eches un vistazo.

Marcas de vitrocerámicas

Existen muchas marcas de vitrocerámicas, y todas ellas cuentan con un amplio catálogo de modelos subdivididas en distintas gamas, ¿Cuál elegir? Selecciona la marca que más te interesa y descubre cuáles son los modelos más recomendados de cada marca. 

Tipos de placas vitrocerámicas

precio vitrocerámica

Las placas vitrocerámicas son una excelente opción si buscas un sistema de cocción seguro y funcional, que a la vez aporte belleza a tu cocina. Están disponibles en distintas formas, tamaños y modos de funcionamiento, por eso son versátiles y pueden ajustarse a las necesidades de cada cocina. Los tipos más comunes de cocinas vitrocerámicas son:

Vitrocerámica de gas: ¡La cocina tradicional modernizada!

También conocida como placa de gas, este tipo híbrido que combina las ventajas de la vitrocerámica eléctrica y lo mejor de las cocinas de gas tradicionales.

A nivel estético, podemos encontrar modelos cuya apariencia es idéntica a una vitrocerámica normal, ya que los quemadores con fuego se sitúan debajo del cristal, mientras que otros se sitúan por encima del cristal, pero igualmente tienen una estética muy aleja de las cocinas de tradicionales.

Este tipo de cocina ofrece muchas ventajas entre las cuales podemos destacar:

  • Ahorro energético: Este tipo de placa de cocina no consume electricidad sino gas, lo que puede suponer un ahorro de hasta un 50% en el consumo anual de la cocina.
  • Aptos para cualquier tipo batería de cocina: Otra de las ventajas de este tipo de encimera vitrocerámica es que no requiere ningún tipo de olla o utensilio de cocción especial. Admiten todo tipo de materiales: barro, hierro, aluminio, etc.
  • Cocina tradicional: Son muchos los cocineros que prefieren cocinar con fuego para realizar toda clase de recetas consiguiendo los resultados de la cocina tradicional.
  • Modernidad y facilidad de uso: Finalmente, ofrecen todas las prestaciones de una vitrocerámica eléctrica tales como regulador de temperatura, temporizador, bloqueo de seguridad, facilidad de limpieza y facilidad de instalación.

Vitrocerámica radiante: ¡Las de toda la vida!

Este tipo de placa vitrocerámica es el más común y funcionan con resistencias eléctricas circulares (2 / 3 / 4 ) que irradia calor de forma progresiva, transmitiendo el calor a la superficie de cocción, calentando el recipiente.

Las resistencias están situadas bajo el vidrio de la encimera, y en ellas el calor se regula a través de un termostato, cuya potencia se regula a través de los mandos de control táctil de la placa, para ajustar la temperatura a las necesidades de cocción de la receta. Entre las ventajas de la vitrocerámica convencional destacan:

  • Precio económico: Su funcionamiento es el más sencillo y por eso son los modelos más económicos del mercado. Si buscas una vitrocerámica barata, sin dura las radiantes son la mejor opción para ti.
  • Aptas para todo tipo de recipientes: Este tipo de placa no requiere de ollas y sartenes específicos. Es apto para cualquier clase de utensilio lo que es muy útil a la hora de cocinar recetas y guisos en ollas de barro u acero.
  • Calentamiento progresivo y facilidad de uso: Las resistencias se calientan de manera gradual, de modo que permite un mayor control de la temperatura durante la preparación de los alimentos. Además, es muy fácil de usar e limpiar, gracias a su superficie lisa.

Vitrocerámica de inducción: ¡Las que consumen menos!

A diferencia de las placas vitrocerámicas normales, las de inducción no funcionan con resistencias, sino con bobinas que generan campos electromagnéticos que inducen el calor de modo más eficiente.

Funcionan con la tecnología de cocción más avanzada, a través de la inducción magnética, produciendo calor solamente en la base del recipiente. El restante de la superficie de la placa permanece fría al tacto, lo que aporta un plus de seguridad. Entre las principales ventajas de este tipo de vitrocerámica destacan:

  • Menor consumo de electricidad: Al calentarse más rápidamente y solamente la superficie de uso se produce un uso más eficiente de la electricidad, y en consecuencia una reducción del consumo.
  • Funcionamiento más eficiente: Este tipo de vitrocerámica se calienta mucho más rápido que una placa tradicional. También son más fáciles de limpiar porque si se derraman líquidos durante el cocinado, no se queman ni se incrustan en el cristal.
  • Más seguridad: Solamente se calienta el punto de contacto con el utensilio de cocción, que debe ser específico para este tipo de placa, reduciendo el peligro de accidentes. Además, si por accidente dejas la placa encendida sin nada encima, o si dejas un trapo u otro utensilio no apto, la placa no se calienta.

Diferentes tipos en función de la forma y tamaño

Además del sistema de funcionamiento, también podemos clasificar los diferentes tipos de vitrocerámicas en función de otros criterios, como por ejemplo las dimensiones, formas, zonas de cocción, etc.

Las placas de cocina son los elementos más esenciales de la cocina, y por eso existe una gran variedad de tipos y modelos que se ajustan a distintos espacios y necesidades de uso:

✔ Portátil: Una vitrocerámica portátil, como su propio nombre lo indica, es una placa que no requiere ninguna clase de instalación. Es un sistema de cocción autónomo, que solamente requiere un enchufe de corriente, y listo. Normalmente tienen una forma rectangular con una o dos zonas de cocción y comúnmente se utiliza como cocina auxiliar.

✔ Vitrocerámicas de 2 / 3 / 4 fuegos: Esta clasificación se determina en función de las zonas de cocción de la placa. Podemos encontrar modelos con 2, 3, 4 y hasta 6 zonas de cocción. La elección de un tipo u otro dependerá del espacio que tengas en la cocina, y también del número de personas para las que vas a cocinar.

Los modelos de 3 o 4 fuegos son las más comunes y también las más cómodas porque permiten elaborar varias recetas a la vez, lo que resulta ser muy práctico para ahorrar tiempo en en la cocina.

✔ Placas modulares: Son un tipo de placas que combinan distintas zonas de cocción de inducción, radiante, gas, etc. Son modelos de tamaños más reducidos y menos convencionales, y además suelen ser más caros pero demás tipos.

Vitrocerámica o inducción: ¿Cuál es la mejor opción?

vitroceramica o induccion ventajas e inconvenientes

Una de las dudas más comunes a la hora de comprar una placa para la cocina es:  vitrocerámica vs inducción, ¿Cuál elegir?

Apagadas ambas placas tienen el mismo aspecto, pero la verdad es que existen numerosas diferencias entre ellas. Las vitrocerámicas de inducción funcionan calentando una bobina eléctrica que, al generar un campo electromagnético, es capaz de reaccionar materiales ferromagnéticos y generar calor. Es por eso que las cocinas de inducción necesitan un cierto tipo de utensilios y accesorios de cocción específicos para este tipo de placa.

Por otro lado, las vitrocerámicas tradicionales funcionan a través de una resistencia eléctrica que se calienta y, por lo tanto, eleva la temperatura de lo que las rodea. El vidrio que los cubre recoge este calor y lo transmite a los recipientes utilizados para cocinar.

Así que, las principales diferencias entre vitrocerámica e inducción son:

  • Sistema calentamiento: mientras que las placas de inducción generan calor a través de campos magnéticos, las vitrocerámicas lo producen calentando una resistencia eléctrica.
  • Eficiencia: las de inducción son más rápidas y un funcionamiento eficiente, lo que implica un mejor aprovechamiento del calor y menor consumo de electricidad.
  • Seguridad: El cristal de la superficie de las zonas de cocción se calienta mucho en las placas vitrocerámicas, mientras que eso no pasa con las cocinas con funcionamiento electromagnético.
  • Precio: Otra diferencia importante entre ambos tipos es precio de compra. Las de inducción son más caras, pero a larga merecen la pena por el ahorro de energía que supone.
  • Utensilios: cualquier tipo de sartén se puede usar en una placa convencional, mientras que las cocinas de inducción requieren utensilios específicos.
  • Limpieza: El cristal de las vitrocerámicas son más difíciles de limpiar porque, al calentarse tanto se adhiere más la grasa y los  los restos de comida que se derraman en la placa.

¿Qué vitrocerámica comprar? Guía de compra

precio placa vitrocerámica

Hasta ahora hemos hablado de los diferentes tipos de placas vitrocerámicas y las ventajas que ofrece este sistema de cocción sobre las cocinas tradicionales, y ahora te hablaremos de los aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar una vitrocerámica.

Existe una gran variedad de marcas y modelos de encimeras, pero no todas son iguales ni ofrecen las mismas prestaciones, por eso, antes de elegir la tuya, no está demás tener en cuenta estos aspectos:

✅ Medida de la vitrocerámica: Es importante tener en cuenta las dimensiones del modelo para asegurar que la placa se ajuste adecuadamente a la encimera. También es importante saber que la medida que cambia de un modelo a otro es la del ancho, mientras que la medida de fondo suele ser de 48 / 50 cm, salvo modelos con medidas especiales.

Las medidas más comunes son:

  • 30 cm: Esta es la medida estándar de una vitrocerámica de 2 fuegos y son las más pequeñas que podemos encontrar. Este tipo de placa es perfecto para apartamentos y cocinas pequeñas.
  • 60 cm: Las medidas de una vitrocerámica estándar es de 60 centímetros de ancho por 50 cm de fondo, por eso la gran mayoría de modelos suelen tener esta medida que permite tener 3 o 4 fuegos, en función del modelo.
  • 70 / 80 / 90 cm: También es posible encontrar modelos con 70 cm – 80 cm – 90 cm de ancho. Estos modelos suelen ofrecer una mayor superficie y más de 4 zonas de cocción.
Bosch Serie 8 PXV875DC1E hobs Negro Integrado Con - Placa (Negro, Integrado, Con placa de inducción, Vidrio y cerámica, 1400 W, Alrededor)

✅ Zonas de cocción: Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de fuegos y tamaños de las distintas zonas de cocción. Cada fuego puede tener uno, dos, tres o cuatro círculos concéntricos que se activan en función del tamaño del utensilio de cocinado.

Es importante elegir un modelo con zonas y círculos de distintos tamaños para que el electrodoméstico sea lo más versátil posible, adaptándose a las distintas medidas de ollas y sartenes.

✅ Potencia: También es importante considerar la potencia de la vitrocerámica, ya que este factor afectará tanto en la velocidad de calentamiento de la zona como en el consumo.

La potencia de la mayoría de modelos oscilan entre 1,8 kW – 3,4 kW, y este sería el rango adecuado que deberías considerar a la hora de comprar tu vitrocerámica. Y si quieres ahorrar en el consumo de electricidad no esta demás esté una vitrocerámica de bajo consumo, de este modo evitarás sorpresas en la factura de la luz.

✅ Funcionalidades: Desconexión automática, bloqueo de seguridad, temporizador… estos son solo algunas de las funcionalidades que debe tener una buena vitrocerámica.

Los modelos con opción PowerBoost son muy útiles porque cuentan con una función de potencia intensiva que permite alcanzar una temperatura con mucha rapidez, lo que es ideal para hervir agua, flambear o sellar recetas.

Las funcionalidades varían en función de la marca, precio y tipo de vitrocerámica, pero sea cual sea el modelo que elijas, opta por el que ofrezca un mayor abanico de prestaciones y funcionalidades, ya que en general suelen ser muy prácticas a la hora de cocinar, y marcan la diferencia entre los modelos de gama baja, media o alta.

✅ Seguridad: Algunos modelos están equipadas con tecnología que evita el sobrecalentamiento e incorporan indicadores de calor residual que te permiten saber qué zonas han sido utilizadas recientemente y que estarán demasiado calientes para tocarlas o limpiarlas.

Las funciones de “protección contra desbordamiento”es un sistema inteligente que puede detectar cuando la olla está a punto de hervir, ajustando el nivel de potencia de forma automática para evitar que el contenido se desborde.

Ventajas de comprar una placa vitrocerámica

cocinar en vitroceramica

Hoy en día la gran mayoría de cocinas llevan integrado una placa vitrocerámica. Son muchas las ventajas que ofrece respecto a las cocinas convencionales, y continuación te hablaremos de los motivos que convierten este sistema de cocción en el más usado en todo el mundo:

✔ Seguridad: Debido a que las resistencias o bobinas de inducción se sitúan debajo del vidrio cerámico, no existe ninguna llama expuesta, lo que reduce drásticamente la posibilidad de quemaduras o incendios.

A demás, la mayoría de modelos vienen con funciones de desconexión automática de seguridad, bloqueo de seguridad para niños y paneles de control de temperatura y tiempo de cocción para evitar cualquier incidente durante el uso. De esta forma, las vitrocerámicas son uno de los sistemas de cocción más seguros que existen.

✔ Eficiencia energética: La superficie de la placa de cocción es plana y lisa, por lo que es más fácil transferir más calor desde la superficie de cocción a la olla. De esta manera se desperdicia menos energía y se consigue un calentamiento más rápido, aprovechando el calor de una manera más eficiente.

✔ Velocidad de cocción: Las vitrocerámicas se calientan muy rápidamente reduciendo el tiempo total de cocción. Las resistencias se calientan casi al instante, lo que supone un reducción del tiempo de cocción y a la vez una deducción en el consumo de electricidad.

✔ Fácil limpieza: Una de las ventajas que más gusta a todos los cocinitas es sin duda la facilidad de limpieza. La superficie de cristal evita que la grasa y suciedad de incruste, lo que hace que sea realmente cómodo y fácil de limpiar. Basta con pasar un trapo húmedo o utilizando productos después del uso y listo.

Además existen varios productos específicos para vitrocerámicas que aparte de limpiar la placa, crean una capa protectora que facilita todavía más la limpieza después de cada uso.

✔ Fácil instalación: Otra de las ventajas de comprar una vitrocerámica es que se instalan muy fácilmente. Normalmente van empotradas en el mueble de la cocina y al utilizar electricidad, se conecta con solo dos cables. De esta manera te evitas tener que instalar conductos de gas.